Crianza

La alimentación complementaria (nuestra experiencia)

Hoy vengo a contaros nuestra experiencia a la hora de introducir la alimentación complementaria.

Desde antes de que Ada naciera, empecé a leer algunos libros en los que se hablaba del Baby Led Weaning (BLW). Este tipo de alimentación, tan de moda en los últimos años, consiste en omitir la etapa de los triturados y pasar directamente de la leche a los alimentos sólidos, adaptados en forma y preparación, a la edad de los niños.

Esta forma de iniciar la alimentación, me pareció la más interesante, ya que permite al bebé autorregularse y, por tanto, no ser sobrealimentado. Al mismo tiempo que adquiere habilidad para comer de forma autónoma.

Llegó el día, con seis meses recién cumplidos, de comer, por primera vez, algo que no fuese leche materna. Nos decantamos por unas zanahorias preparadas al vapor y cortadas en forma de bastón para que fuesen fáciles de agarrar. No sé si ese día llegó a meterse algo en la boca, al poco de ofrecerlas, estaban en el suelo.

La próxima vez, Ada parecía tener algo más de interés en probar la zanahoria, pero no le gustaba sujetarla con la mano y terminé sujetándola yo mientras ella… Mamaba de la zanahoria.

Yo quería hacer BLW así que fuimos probando con distintos alimentos, poco a poco. Hasta que llegó el día en que tuvimos que comer fuera de casa, con la familia.

Entonces en mis oídos resonaron las palabras que había leído a Carlos González, algo así como “que haga BLW no significa que un día la familia coma puré y el bebé no pueda comerlo” y entonces pensé que sería mucho más práctico (sobre todo por las críticas) darle un puré. Sé que fue una interpretación libre de sus palabras, él se refería a que lo comiéramos todos , pero aún así, le compré un potito.

Esta primera experiencia con los purés nos sirvió para darnos cuenta de que de una manera o de otra, Ada todavía comía muy poquita cantidad, cosa que también nos tranquilizó con respecto al BLW.

De esta manera, cogimos como hábito el hacer BLW en casa y alimentación tradicional fuera de casa. Y nos iba bien.

Con el paso de los meses fuimos introduciendo más comidas. Lo primero fue la merienda, en la que le dábamos fruta entera, más tarde añadimos el desayuno, en el que a parte de fruta solía ofrecerle pan con un poco de AOVE. Lo último en introducir fueron las cenas.

Para las cenas volvió a parecernos lo más práctico tirar de purés, ya que la niña está recién bañada y haciendo BLW se mancha muchísimo (ella y todo lo que hay a su alrededor), A parte, ella estaba más cansada y los purés le resultaban más sencillos de comer. Así que empecé a preparar tarritos caseros y a congelarlos.

Como veis, al final no hicimos BLW en exclusiva, sino que las circunstancias nos fueron llevando hacia una alimentación mixta. A día de hoy (14 meses) podemos decir que Ada come de todo. Acepta tanto la comida entera como los triturados y eso nos salva muchas veces (siempre se le puede hacer una tortilla o darle un potito).

Todo esto lo hemos combinado por el momento con la lactancia materna. Para nosotros, tanto al darle el puré como al darle alimentos sin triturar, ha sido muy importante escuchar a nuestra hija y no obligar nunca a comer. Ha habido días que a penas ha comido nada y otros que ha comido muchísimo, pero siempre era ella la que decidía si tenía hambre o no.

Espero que este post os ayude a ver que la crianza muchas veces no es como planeas, sino que según surgen las cosas, así las vamos afrontando. Y que hay tantas formas de criar como niños y padres hay en el mundo y que todas (o casi todas) están bien.

Sin comentarios

  • chamaidafajardo

    Hola gracias por contar vuestra experiencia. Cada familia se adapta a la alimentación que más apropiada les vas. Cierto que suelen decir que es mejor no combinar purés cuando se hace Blw , pero nosotros tampoco fuimos realmente estrictos y siempre ha comido de todo. Poca cantidad pero eso es otra cosa. Saludos

  • Mi Mama es Novata

    Qué interesante! Me encantan este tipo de post donde se comparten experiencias. A mi el Blw me parece un método muy bueno, pero a mi siempre me ha dado mucho miedo el tema de atragantamientos, aunque sé que ese no es problema… al final empezamos con purés y poco a poco introducimos sólidos. Al final cada familia encuentra lo que mejor se adapta a ellos.

    Un beso!

  • myweddingdiario

    Pues yo me estuve informando sobre el BLW, pero iba con la idea de hacer BLW Mixto, más que nada por si teníamos que dejar a la nena con alguien y nada, al final ella misma fue quien decidio que solo BLW, la verdad que genial, por que los ves que disfrutan mogollón y aprenden a autoregularse. Me encanta leer experiencias que se parecen tanto a la mía. Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *