Crianza,  Embarazo

Maternidad y miedo

Hoy quiero hablaros de algo por lo que todas las madres pasamos, en mayor o menor medida. Algo que hace que nos sintamos profundamente incomprendidas y que puede causarnos cierta ansiedad.

Tras la alegría o el shock que se siente al ver el positivo en el test de embarazo, lo primero que una madre siente es miedo. Miedo a lo desconocido, por supuesto, pero también miedo a que algo salga mal, miedo a no ser capaz de hacerlo bien, incluso miedo al parto. Miedo a todo lo que está por venir.

Durante el embarazo solemos volvernos un poco contradictorias porque tenemos demasiadas emociones (y hormonas) revolucionando todo. Habrá momentos de euforia, de felicidad extrema, pero inevitablemente tendremos también momentos de pánico, de “¿Pero en qué momento me pareció buena idea?”, tranquilas, es normal. No sois ningún bicho raro. Es normal sentirse superada por la situación en algunos momentos, pero os prometo, que son rachas, que el miedo se va transformando poco a poco, al menos una parte.

Hay otro tipo de miedo, que se empieza a gestar durante el embarazo, pero que perdura después. Es el miedo a no poder proteger a nuestro hijo, el miedo a que haya cosas que se escapen a nuestro control y que, hagamos lo que hagamos, no estemos libres de padecer. Seguramente, antes de ser madres no os lo habíais ni planteado y es que a partir de ahora esa personita va a ser el centro de vuestros pensamientos.

No os voy a engañar, el miedo no se va, pero aprendemos a vivir con él. A veces hasta nos olvidamos de él. Sin embargo, no todo es negativo, podemos utilizar ese miedo como combustible para aprovechar el tiempo al máximo, para no permitir que ensombrezcamos la vida de nuestros pequeños y la nuestra por cosas sin importancia

Ante todo, sabed, que sois humanas, que podéis permitiros tener miedo, al igual que llorar o reír a carcajadas. El miedo es normal y sano, gracias a él, sobrevivimos.

6 Comentarios

  • Emed LiiFe

    Me ha encantado y es todo muy cierto, mucho miedo a lo desconocido y cuando lo conoces más todavía, pero así es la vida de las madres, debemos de aprender a vivir con esos miedos

  • Mi Mama es Novata

    Qué gran verdad!! Estoy totalmente de acuerdo con lo que cuentas en el post de hoy. Yo siempre he dicho que cuando te conviertes en madre (desde el mismo momento que sabes que un bebé viene en camino) conoces el amor más grande y verdadero pero también el miedo más atroz. Las dos caras de la maternidad! Genial post! Un beso

  • sara

    Yo la verdad y con toda sinceridad me da mucho pero que mucho miedo ser madre pero a la vez tengo muchas ganas y espero poder disfrutar y sentir esa sensación de ser madre. Me ha gustado mucho tu post y me parece muy sincero.
    muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *