Reseñas

Nuestra opinión sobre el Skyline de Playxtrem

Cuando buscamos el carro perfecto para nuestro bebé, nos damos cuenta de la infinidad de marcas y precios que hay en el mercado. Si nuestro presupuesto es muy alto o si no tenemos límites económicos, posiblemente las dudas se reduzcan bastante porque escogeremos entre las marcas líderes en el sector, lo complicado llega cuando el presupuesto es ajustado, ahí hay que investigar para encontrar lo mejor dentro de lo económico.

En nuestro caso, el carro fue un regalo de algunos familiares, sin embargo, no veíamos adecuado “obligar” a nadie a gastarse demasiado dinero, por lo que optamos por el trío de skyline de Playxtrem.

Lo primero que me llamó la atención de este cochecito fue la estética que tenía al llevar el capazo. Cuando nosotros lo compramos, sólo se fabricaba en dos colores (gris y vaquero) y en aquel momento (y ahora), el gris era mi obsesión. 

Tenía otras ventajas: es relativamente ligero, la silla puede tumbarse completamente y puede instalarse de frente o de espaldas, la capota de la silla es enorme, la cesta de debajo tiene una gran capacidad, el grupo 0+ puede instalarse con isofix (que se vende a parte) y es bastante grande… Su precio ronda los 500€ con las tres piezas.

A día de hoy, habiendo pasado unos 15 meses utilizándolo a diario, os puedo dar una opinión bien formada de este cochecito. Para ello vamos a analizar cada una de las partes de este trío.

Chasis del Skyline de Playxtrem:

Se trata de un chasis de forma clásica que pliega en forma de libro, con manillar único, ruedas delanteras con dos posiciones (fijas y rotatorias) y cesta de gran capacidad. Ha resultado bastante resistente al peso, sin embargo está muy arañado. Se echa de menos algo de amortiguación y tiene el fallo de que las ruedas delanteras suelen ponerse en posición fija cuando pliegas el chasis. En general ha dado buen servicio.

Grupo 0+ del Skyline de Playxtrem

Se trata de una silla que puede instalarse en el carro o puede utilizarse como silla para el coche. Para esta función es posible instalarla tanto con el cinturón como con una base que se vende a parte y que se ancla al chasis del coche (isofix), haciendo que la silla quede más fija y sea más fácil de instalar. Es posible utilizarla hasta que el bebé pese 13kg o hasta que la altura del bebé permita que la cabeza quede completamente resguardada dentro de la silla.

Una de las cosas que nos conquistó de este carro era que esta silla era bastante espaciosa y que podía utilizarse con isofix, cosa que nos parecía más segura. He de deciros que a día de hoy la seguimos utilizando, si bien pronto tendremos que reemplazarla por una silla más grande. Por esta parte estamos muy contentos y nos parece una buena opción.

Capazo del Skyline de Playxtrem

Estéticamente es la parte más bonita del trío. La capota tiene una única posición de extendido pero tiene una visera que la alarga un poquito. El interior está completamente forrado y trae un colchoncillo. El interior  no es demasiado grande, pero en nuestro caso fue suficiente, puesto que Ada empezó a necesitar la silla antes de que se le quedara pequeño. Para esta pieza no tengo ningún pero, nos fue muy bien con ella.

Silla del Skyline de Playxtrem

Se trata de una silla bastante amplia para lo que suelen ser en este tipo de cochecitos. Tiene la posibilidad de ser instalada en ambos sentidos, por lo que permite sentar al bebé de forma que le veamos. Además se reclina por completo, lo que permite a los niños descansar mejor si se duermen y cuenta con una posición de reclinado intermedia. Su capota es gigantesca, ampliándose con un plegado oculto tras una cremallera y con una visera similar a la del capazo, también tiene una ventanita de redecilla para poder asomarnos a ver al bebé si va a favor de marcha. La mayor pega que le veo es precisamente que al tener la capota tan enorme y ser un tejido no elástico, queda muy arrugada incluso cuando va abierta del todo, como os muestro en la imagen, lo que afea considerablemente el cochecito.

¿Volvería a comprar el Skyline de Playxtrem?

Sí y no, es decir, si contase con poco presupuesto, volvería a decantarme por este carro porque la relación calidad-precio me parece bastante buena, sin embargo, si tuviera un presupuesto mayor, antes de lanzarme a comprar este lo compararía con otros de gama más alta y ya decidiría si compensa o no.

En general estamos contentos con el carro ya que no nos ha dado problemas, los tejidos siguen en perfecto estado (cierto es que uso funda, en el grupo 0+ que va sin nada, han salido bolitas en la zona del roce de los pies) y resulta cómodo tanto para quien lo lleva como para el bebé.

¡Espero que nuestra experiencia os ayude a la hora de elegir o descartar este cochecito!

Sin comentarios

  • Cristina Lorenzo

    No conocía este carrito y me parece muy completo y útil. Esta muy bien para cuando no quieres gastar demasiado muchísimas gracias por esta recomendación.

  • Laura

    Yo lo tuve,y hablo en pasado. Nos paso lo mismo:presupuesto ajustado. Lo hemos usado solo 4 meses con el capazo. Mi hija es grande y a los 4 meses ya nos planteamos una silla,pero la de este carro es enorme,todo es enorme y pesa mucho,demasiado. Mi coche tiene un maletero normal y es increible lo que ocupa hasta plegado;se comia casi todo el maletero. Se conduce bien,por lo menos. Yo no lo volveria a comprar.

    • Ana Miguel Bernad

      Gracias por tu opinión! Es cierto, no queda muy compacto al plegarlo. Nosotros compramos el coche cuando estaba embarazada y mi obsesión principal es que el maletero fuera enorme. Por otro lado, el peso de un trío no se puede comparar con el de una silla ligera, son mucho mas pesados todos. Así que hay que tener todo en cuenta antes de comprar una cosa u otra. Un beso!

  • Emed LiiFe

    Si que es una decisión importante, yo
    Con baby Ángela lo tenía claro y escogimos un carro de marca líder en el sector pero ahora con baby2 en camino se plantea el tema de carro con dos silletas y vamos de cabeza con el tema…

    • Ana Miguel Bernad

      Normal, no es nada fácil e imagino que si buscas un carro doble la cosa se complica aún más. Para mi es importante que la silla se tumbe completamente y tengas la opción de subir el reposapies para que si el niño se duerme, tenga una postura lo más cómoda posible. Estaba pensando en cambiar a silla ligera, pero no encuentro ninguna que me ofrezca todo eso (y alguna cosilla más jaja). Hoy me han dejado una Maclaren para probar y no hemos congeniado, muy diferente en todo. Ya me contarás si encuentras la sillita perfecta!!

    • Ana Miguel Bernad

      La verdad es que las marcas líder tienen unos precios bastante elevados que no son aptos para todos los bolsillos y dentro de los económicos, este nos pareció que tenía más calidad en los textiles y que el chasis era más robusto (siendo relativamente ligero para ser un trío). Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *